Un hecho que representa un hito en la historia política y económica mundial tuvo lugar recientemente. Sigue leyendo para entender un poco más de qué se trató el Brexit y por qué es tan importante para las relaciones internacionales.

El Reino Unido abandonó la Unión Europea luego de un referéndum llevado a cabo el pasado 23 de junio en el que se impuso el “sí” por un escaso margen: 52% votó a favor de la salida.

Durante los meses previos, se vivió una gran expectativa e incertidumbre, que incluyó campañas a favor y en contra, títulos en periódicos de todo el mundo preguntándose donde queda inglaterra en caso de que se diera tal panorama de reconfiguración de fuerzas políticas y económicas.

A poco de cumplirse un año podemos ir sopesando algunos resultados. Algo que todavía está latente es la posible escisión de Escocia que, si recordamos, tomó la decisión hace poco de permanecer en el Reino Unido únicamente con la condición de que se permaneciera en la Unión Europea, por ello sería bastante lógico que más tarde o más temprano, este país tomara algún tipo de medida.

Las consecuencias del Brexit luego de las más evidentes, como la dimisión de David Cameron, seguirán asomando en un proceso que recién comienza.