En el último año el salario minimo argentino cayó un 11% llevando al país al mayor deterioro de la región. El informe de la Universidad Nacional de Avellaneda realizó un relevamiento microeconómico sobre la capacidad de compra de una familia argentina de la canasta básica con bienes primarios. Se realizó una comparación sobre la compra de diferentes productos como aceite de girasol, arroz, harina, fideos, leche, bienes que aumentaron por encima de los nuevos salarios. 

Esta caída coloca a la Argentina en lo más bajo de la lista de salarios mínimos de la región. Seguida por Paraguay y Perú, quienes tuvieron una baja del 10% y del 5%. Por otra parte, Brasil, Uruguay y Bolivia aumentaron su capacidad de compra con sus salarios mínimos en 5%, 6% y 9% respectivamente.

Según explica este informe, las causas de esta caída del salario fueron:

  • Devaluación en diciembre de 2015.
  • Quita de retenciones: Maíz, trigo y soja.
  • Aumento de tarifas.
  • Aumento de combustible.

Estos factores contribuyeron a la inflación que superó el 40% anual. Sobre los precios del aceite, explicaron que debido a la quita de las retenciones, tanto los productores como los comercializadores del aceite, lograron fijar el valor local a niveles de comercialización internacional.